Primeros auxilios para bebés y niños

Los más pequeños de la casa son imparables y que su curiosidad e imaginación no tiene límite y, a veces, se caen y se golpean. En la mayor parte de las ocasiones, son caídas sin importancia que se alivian con la aplicación de la pomada de árnica para los moretones, pero otras veces las caídas son más fuertes y tener nociones de primeros auxilios para bebés nos puede ayudar a actuar rápido.
 

¿Quieres conocer los productos de NOSA para el cuidado infantil? SÍ QUIERO

 

Riesgos y medidas de seguridad con los niños en casa

Dejar solo a un niño pequeño, aunque sea un momento, puede que tenga una idea magnífica y se pueda hacer daño. Aunque no hay que ser excesivo y no obsesionarse, puedes tomar algunas medidas de seguridad para estar más tranquilos, te damos algunas ideas:

  • Guarda los medicamentos y los productos tóxicos fuera del alcance de tus hijos. Ten en cuenta que los niños tienen mucha imaginación y pueden encontrar lo que se propongan. Guarda bajo llave los medicamentos, los productos de limpieza y los geles de baño y champús, …
  • Cuidado con los juguetes. Para evitar que tu hijo se trague algo o se haga daño con un juguete, fíjate en que cada juguete esté adaptado a la edad del niño, que no tenga piezas excesivamente pequeñas, aristas o esté hecho con materiales tóxicos.
  • Protege los enchufes. Un niño puede tener la idea de meter los dedos o un objeto en un enchufe, por lo que es aconsejable utilizar dispositivos para taparlos y evitar riesgos.
  • ¡Ojo con el horno y la cocina! Los niños pueden producirse quemaduras al tocar algo que se está cocinando, por ejemplo. Mantenles lejos de la cocina y de todo lo que les pueda producir quemaduras.
  • Guarda bien bolsas, botones y otros objetos pequeños. A los niños les encanta meterse cosas en la boca o ponerse cosas en la cabeza por lo que deberás tener mucho cuidado para que no tengan a su alcance bolsas de plástico, botones y otros objetos pequeños.
  • Los objetos cortantes fuera de su alcance. Para evitar cortes los cuchillos o tijeras deberán estar bien guardados para que tu hijo no los pueda usar.
  • Protección en ventanas y escaleras. Es muy fácil que a un niño se le ocurra bajar solo por una escalera o subir a una ventana, con el consiguiente riesgo de caída. Coloca vallas y rejas para evitar riesgos de caídas de los niños.
  • Si tienes piscina en casa coloca una valla alrededor. Los ahogamientos en piscinas particulares suceden a veces porque se pierde de vista a los niños y no existe una medida protectora alrededor de la piscina.

Sin embargo, la medida de seguridad más importante es mucho más sencilla: no perder de vista ni un momento a tu hijo.

Primeros auxilios para bebés y niños

En caso de accidente doméstico y que tengas que ayudarle hasta que llegue la atención médica necesaria, es bueno que tengas unos mínimos conocimientos de primeros auxilios para bebés y niños. Estas son las pautas que debes seguir:

  • Cómo actuar ante una quemadura. Lo más importante es que enfríes la zona de la quemadura, así que aplica agua fría y si la quemadura es pequeña sumerge la zona en agua fría. Si la ropa se ha quedado pegada no intentes despegarla. Cubre la zona con gasas o paños limpios y mojados con agua fría.
  • ¿Qué hago si mi niño se ha tragado algo? Como decíamos antes, llevarse todo a la boca les encanta a los niños, pero si se lo tragan y se atragantan, tendrás que actuar cuanto antes, vas a poder hacer poco, salvo actuar rápido, ver qué se ha tragado y llevarle al médico para que le hagan una radiografía.
  • Forma de actuar ante una herida. Es fundamental limpiar la herida con agua y jabón y poner una venda. Si el sangrado es abundante lleva al niño al médico por si fuera necesario darle puntos.
  • ¿Qué hago si mi hijo se da un golpe fuerte? Jugando, corriendo o saltando, los niños se pueden hacer daño y las lesiones pueden ser muy variadas: contusiones, esguinces, roturas de huesos, etc. La primera medida que puedes tomar es aplicar hielo, pero ten en cuenta que no se debe aplicar directamente ni por un tiempo superior a 20 minutos. Si se trata de un simple golpe puedes utilizar una pomada de árnica que tiene propiedades suavizantes, hidratantes y calmantes.
  • Y, ante todo, mantén la calma. Sabemos que cuando a tu hijo le pasa algo te preocupas y te pones nervioso o nerviosa, pero recuerda que le transmitirás al niño el nerviosismo, por lo que respira profundamente, mantén la calma, actúa rápido y, si es grave lleva al niño al médico cuanto antes.

 
Como ves con estos sencillos consejos de primeros auxilios para bebés y niños podrás actuar con seguridad y ayudar a tu hijo en esos primeros momentos en los que se sentirá asustado.

By |2018-08-13T23:48:29+00:00diciembre 7th, 2017|Moretones|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.